viernes, 4 de abril de 2008

Barranco


Con este nombre se conoce la ciudad balnearia que tras de una interrupción de algunos kilómetros se asienta hacia el sur después de Miraflores, sobre ésa especie de Collado casi uniforme con que la costa se perfila desde las inmediaciones del Callao hasta Chorrillos. Su origen se debe a la devoción que desde antaño las gentes, fervorosamente consagraron a una imagen de la santísima virgen de Lourdes elevada por manos piadosas y creyentes dentro de una ermita construida en la senda de bajada que conduce al mar y que obedece a la tradición de haberse allí aparecido la virgen María.

Las frecuentes romerías a ese sitio iniciaron las primeras viviendas de la ciudad y a poco, se pronunció su desarrollo constituyéndose en el año 1874 en cabecera de distrito, el mismo, que en virtud del asombroso progreso de la ciudad, es en 1892, engrosado con el dominio político de todo el territorio distrital de San José de Surco. Desde entonces, su progreso tomando mayores impulsos estimulados por alcaldes comunales patriotas y progresistas como don Pedro de Osma, Solari, Elguera, Sousa, Miranda y otros más, de culminar hasta el punto de considerarse Barranco, como la población balnearia más importante del Perú, concepto que pudo mantener hasta hace poco, cuando por razones de la inmediata vecindad de Miraflores con la ciudad de Lima a esta hora en contenidas urbana lograría, aquella, superado todavía.

Mas como quiera que ello sea, es lo cierto que Barranco, denota ser una bella población, de clima delicioso. Su compacta urbanización exhibe primorosas edificaciones. Tiene un estándar de vida cómoda, cuenta con un buen establecimiento de baños, calles asfaltadas y bien delineadas, bello parque en su plaza central, y una de mercado bien abastecida. Su población es de 14.500 habitantes.